Carol es una de las películas nominadas a los premios Oscar este año y definitivamente vale la pena verla. El film, dirigido por Todd Haynes (I am not there, Far From Heaven, Velvet Goldmine), tiene 6 nominaciones al Oscar y se encuentra entre las películas con más nominaciones. La superan The Revenant de Alejandro González Iñarritú con 12 nominaciones, Mad Max de George Miller con 10 y The Martian de Ridley Scott con 7.

La película es la adaptación de la novela de Patricia Highsmith, Carol y cuenta la historia de una joven llamada Therese (interpretada por Rooney Mara – The Girl with the Dragon Tatoo, Pan, The Social Network), quien se enamora de una mujer bastante mayor que ella, Carol (interpretada por Cate Blanchett – The Lord of the Rings, Elizabeth, The Curious Case of Benjamin Button) en Estados Unidos en la década del 50. Therese trabaja en una tienda departamental, donde conoce a Carol, una mujer de 40 y algo años, quien está en pleno proceso de divorcio de su marido. Por un azar del destino, ambas entablan, en primera instancia, una relación de amistad, aunque esta relación está siempre bordeando el deseo romántico que existe entre ellas. El conflicto se desata con Harge, el esposo de Carol, quien aprovecha esta incipiente relación y las implicancias sociales que esta relación puede tener, para manipular a su esposa y detener el proceso de divorcio.

La historia de Carol está basada en dos historias reales que Highsmith experimentó o vivió muy de cerca. Sin embargo, la gracia del film no está dada solo por lo transgresor de la historia en aquellos años, sino más bien por la lucidez fílmica del equipo encargado de rodarla.

Carol no apunta únicamente a lo comercial, sino también a lo artístico, lo cual la sitúa inmediatamente en otra escala en relación a las películas que compiten para el Oscar. Partiendo por la dirección de fotografía de Edward Lachman y pasando por la música de Carter Burwell o el vestuario de Sandy Powell, esta película es un deleite visual, donde abundan detalles que enriquecen la historia desde lo visual y lo actoral. Todo se narra desde el detalle, desde lo silencioso que significa el amor y la relación de las dos protagonistas en aquellos años.

Todo esto convierte a Carol en un film mucho más sencillo que el resto de las competidoras, aunque esto no significa que sea menos merecedora de la estatuilla o que usted como espectador no la vea. De hecho, la verdad es que no hay nada que nos pueda hacer dudar de ver y enamorarnos nosotros también de Carol. Por lo mismo, si quiere ver algo que se salga un poco de las franquicias comerciales, esta película es para usted. Y si no, véala igualmente, pues la experiencia la disfrutará.




Recibe AMP En Tu Inbox

Obtén acceso exclusivo al mundo de Ana María Polo, con fotos, videos, novedades, y mensajes personales de Ana María Polo

Más Ana María