Ya finalizada la XXXI versión de los Juegos Olímpicos, son cientos de medallistas los que celebran, otros tantos, lamentan no haber podido estar en el podio. Con la participación de 206 países y con un total de 11.551 atletas, esta versión dejó como el gran ganador a Estados Unidos, con 121 medallas, de un total de 517 entregadas.

El primer lugar de los países Latinoamericanos en el podio, es defendido por Brasil quien recién tiene una aparición en el puesto número 13, con 19 medallas. Le sigue Cuba, quien consigue el lugar número 18, con tan sólo 11 preseas. Pero la particularidad de Cuba, es que es uno de los países que podría haber estado en un lugar más alto en el podio, de no ser por el número de atletas nacionalizados por otros países.

Cuba tiene un total de 11 medallas, cinco son de oro, dos de plata y 4 de bronce. Sin embargo, muchos atletas cubanos obtuvieron méritos que fueron atribuidos a otros países.

Los ejemplos son claros. En primer lugar, está Orlando Ortega, atleta que hasta el año pasado compitió por Cuba oficialmente, sin embargo, el año 2013 se mudó a España, para buscar mejores oportunidades. Y precisamente por España, obtuvo el segundo lugar en los 110 metros con vallas.

Otro caso es Danell Leyva, atleta hijo de la ex gimnasta cubana María González, quien compitió por Estados Unidos y ganó dos medallas de plata. Una en la prueba de barra fija y la segunda en las barras paralelas.

En el Boxeo, la sorpresa la dio Lorenzo Sotomayor, cubano que representó a Azerbaiyán, y ganó la medalla de plata en su división de 64 kilogramos, no sin antes vencer a su compatriota Yasniel Toledo, cuya victoria le dio  paso a semifinales para Sotomayor.

Otra medalla de plata que pudo haber sido otorgada a Cuba, fue la de Osmany Juantorena, sobrino del atleta cubano Juan Alberto Juantorena. Osmany obtuvo plata en voleibol masculino con el equipo de Italia, país al cual acudió luego de salir de Cuba para jugar por Rusia en 2004.

Otra de las medallas que Cuba perdió fue el de Yasmani Copello, quien se mudó a España el año 2012, pero que jugó por Turquía; país que le dio el pase a Río 2016. Copello consiguió bronce en los 400 metros con vallas.

En lucha, en la categoría de 65 kilogramos, el cubano Frank Chamizo, ganó la medalla de bronce para Italia, luego de derrotar a Estados Unidos. En el 2010, consiguió bronce en el campeonato mundial para Cuba, pero luego Italia lo nacionalizó.

Además de estos ganadores olímpicos, hubo 15 participantes provenientes de Cuba que participaron por otros países, pero no obtuvieron medallas. Si cada participante que ganó medalla para otro país lo hubiera hecho por Cuba, le habría arrebatado a España el puesto 14 en el podio de Río 2016, con un total de 17 preseas. De todas formas, habría ocupado el segundo lugar en América Latina, pero no con 11 medallistas olímpicos, sino con 17 cubanos triunfadores, orgullosos de representar a su país.




Recibe AMP En Tu Inbox

Obtén acceso exclusivo al mundo de Ana María Polo, con fotos, videos, novedades, y mensajes personales de Ana María Polo

Más Ana María