El daltonismo es una condición genética y hereditaria que reduce la capacidad de distinguir ciertos colores o todos ellos. Se estima que aproximadamente uno de cada doce hombres y una de cada doscientas mujeres en el mundo lo padecen. De ellos, la mayoría sufre daltonismo dicromático de los colores rojo y verde, que involucra una dificultad para distinguir ciertos matices de éstos. Esta condición hace que las personas vean los colores con menos intensidad, confundan los mismos o vean algunas cosas en tonos marrones o sepia.

El daltonismo puede conllevar diversas dificultades, como problemas de aprendizaje, incapacidad para distinguir alimentos en mal estado o dificultad para diferenciar las luces de un semáforo, por nombrar algunas.

La empresa estadounidense EnChroma creó en 2012 la primera versión de unos lentes especiales que ayudan a corregir el daltonismo, ya que filtran las frecuencias de color existentes entre el rojo y el verde, por lo que las personas pueden experimentar la amplia gama de tonalidades existente.

La compañía creó un método de filtrado llamado “multinotch” que corta ciertas ondas de luz para realzar colores determinados, aumentando la percepción de los tres colores primarios (rojo, verde y azul). Esto ayuda a que todos los colores se vean más brillantes y saturados, lo que permite a las personas distinguir más rápida y claramente los mismos, así como objetos que se diferencian por el color y texturas y tonalidades de un mismo color.

La empresa ha desarrollado lentes para interior, que sirven para trabajar frente al computador y también lentes de sol, para ser usados en el exterior. Asimismo, han creado gafas con policarbonato, que es un material recomendado para los niños y para hacer deporte.

Según estimaciones de EnChroma, los lentes tienen una efectividad de un 80% en personas con daltonismo, dependiendo del tipo y grado de deficiencia de visión de los colores. No obstante, es importante aclarar que los lentes no mejoran el daltonismo. Es decir, si la persona se enfrenta a un test para detectar la condición, lo más probable es que aun usando los lentes, obtenga el mismo resultado.

A pesar de esto, el cambio en la percepción de los colores promete ser muy significativo. De hecho, en Internet se pueden encontrar una serie de videos que muestran a personas de todas las edades experimentando por primera vez los diversos colores y sus tonalidades. Sus expresiones de alegría y sorpresa parecieran decirlo todo, aunque muchos usuarios también han señalado que tras una vida con daltonismo, los lentes no son una necesidad, pues ya han desarrollado técnicas para desempeñarse en la vida cotidiana.

Si crees que puedes padecer daltonismo o quieres averiguarlo, te recomendamos realizar el test de las “Cartas de Ishihara”, que presenta una serie de láminas con círculos de colores que forman números. La capacidad de ver los números o no, indicará si la condición se presenta y en qué grado.




Recibe AMP En Tu Inbox

Obtén acceso exclusivo al mundo de Ana María Polo, con fotos, videos, novedades, y mensajes personales de Ana María Polo

Más Ana María