Debido a que los eventos deportivos son una zona propicia para todo tipo de manifestaciones de prejuicio, campañas como la lucha contra el racismo son frecuentes y obligatorias en las principales ligas de fútbol del mundo. Sin embargo, el machismo y la homofobia aún están muy presentes en el deporte.

Debido a los constantes actos de prejuicio en el deporte, el principal Campeonato Europeo, la Premier League, promovió en la última semana de noviembre, una ronda completa en apoyo de los derechos de la población LGBT.

Durante los partidos de la 13ª jornada de la Premier League, árbitros y jugadores de los 20 clubes de la Premier League Se rodearon de los colores del arco iris en apoyo del movimiento LGBT. Eran las grapas, abrazaderas capitán, serpentinas y vallas publicitarias, incluso los carteles publicitarios, que nunca son modificados,  fueron personalizados con los colores del arco iris.  Además de algunos clubes como el Manchester City y Arsenal han cambiado los colores de sus escudos en el perfil de Facebook también.

Estos dos han protagonizado la ronda clásica también, donde realizaron una ceremonia para promover la campaña LGBT y intercambiaron banderas y serpentinas personalizadas con el arco iris, principal símbolo global LGBT. Esta iniciativa también es apoyada por la Liga Premier Rugby y otros deportes de todo el mundo.

La campaña “Rainbow Laces”, idealizada por la Stonewall, mayor organización pro-LGBT de toda Europa, Fue creada en 2013 para luchar contra homofobia y para ayudar en la lucha por la igualdad de derechos de las personas lesbianas, homosexuales, bisexuales y transexuales. Con el apoyo de la Premier League, la campaña trae un mensaje claro y objetivo, mostrando que la homofobia característico de los estadios de fútbol del mundo finalmente está siendo vista como inaceptable.

Recientemente selecciones como, Brasil, Honduras, Albania, El Salvador, Italia, México, Perú, Paraguay, Argentina, Canadá y Chile, fueron multados con 20.000 a 65.000 francos suizos, debido a los gritos homofóbico en partidos de fútbol. Durante la fase de clasificación de la Copa del Mundo de 2018, Brasil y Colombia se enfrentaron en la Arena  Amazonia en Manaus y cada vez que el portero de Colombia, Ospina, cobraba el saque de meta los aficionados brasileños insultaban el colombiano. La actitud, común en los estadios brasileños, se caracterizó por la FIFA como homofóbica, debido a eso, la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) fue multada con 20.000 francos suizos.

Con el apoyo de la OnG Fare Network, la FIFA monitorea y multa las confederaciones que tienen actos racistas y homofóbicos. El castigo es parte de un programa de la Federación Internacional de Fútbol contra la discriminación racial y social en los deportes.

Además de fútbol, varias otras federaciones deportivas y los atletas han mostrado su apoyo a la causa LGBT, siempre dando énfasis en cómo es importante el tema de la homofobia ser tratado en el deporte y, como el deporte en general promueve la unión, la orientación sexual de las personas ser respetada y aceptada, independientemente de cual sea.




Recibe AMP En Tu Inbox

Obtén acceso exclusivo al mundo de Ana María Polo, con fotos, videos, novedades, y mensajes personales de Ana María Polo

Más Ana María