¿Qué padre nunca pasó por la experiencia de comprar un zapato para el hijo y algunos meses después ya no estar sirviendo? Los niños están en constante desarrollo y algunos meses son suficientes para que sus zapatos no les sirvan más. Pero ¿usted ya pensó como familias que viven en extrema pobreza y que no pueden comprar zapatos con tanta frecuencia hacen en situaciones de este tipo?

Durante un trabajo social en Nairobi, en Kenia, uno de los voluntarios, Kenton Lee tuvo una idea que cambiaría la vida de miles de niños en estas situaciones. Lee percibió muchos niños o descalzos o usando zapatos muy pequeños para sus tamaños entonces pensó como sería genial si existiera un zapato que pudiera ajustarse y expandirse para que los niños siempre pudieran tener un par de zapatos que les sirven.

Lee estableció esa idea como prioridad en su vida, entonces se convirtió en el fundador y director ejecutivo de Because International, una organización sin fines de lucro, donde desarrolló el “Shoe That Grows” (Zapato Que Crece) y, a través de donaciones, fue capaz de financiar su invención.

Fabricado con materiales baratos y de calidad, cuero, caucho comprimido y botones de presión, el zapato ha sido diseñado para acompañar el crecimiento de los niños, expandiéndose en hasta cinco tamaños, lo que hace que duren 5 años o más.

Los zapatos, fáciles de limpiar y fáciles de usar, no sólo son prácticos, además de garantizar que los niños caminen tranquilamente, sin la preocupación de que algo lesiona sus pies y con más comodidad por todo tipo de terreno, también protegen la salud de los niños, que son vulnerables a las enfermedades e infecciones transmitidas por el suelo.

Esta idea ha ayudado a miles de niños, ya son más de 75 mil pares de “Shoe That Grows” distribuidos en más de 80 países. En 2017, la organización comienza a producir los zapatos en Etiopía, en una pequeña fábrica local y ya estudian formas de llevar la producción a Haití. La “Because International” pretende, con las nuevas fábricas, generar empleos y aumentar la economía en esas áreas tan afectadas por la pobreza.

En el sitio web de la organización usted puede ver los países donde el zapato ya ha sido entregado y también puede hacer donaciones, o para la producción de más zapatos, que serán entregados a las organizaciones más necesitadas, o usted puede elegir cualquier organización en el mundo para recibir su donación .

Actitudes como ésta hacen diferencia y mejoran la vida de miles de personas y niños en todo el mundo. Como los propios representantes de la organización dicen: Las pequeñas cosas hacen una gran diferencia.

Conoce más sobre el “Shoe That Grows” y cómo ayudar en el sitio oficial: https://theshoethatgrows.org/




Recibe AMP En Tu Inbox

Obtén acceso exclusivo al mundo de Ana María Polo, con fotos, videos, novedades, y mensajes personales de Ana María Polo

Más Ana María